Workout Timetable & Gym Classes Information | Fitness ...

10 CONSEJOS PARA UNA DIETA EQUILIBRADA

Artículo escrito por Annie Skidmore, estudiante de licenciatura en ciencias del deporte y el ejercicio

Lograr una dieta bien equilibrada puede ser difícil, especialmente para los jóvenes deportistas exigentes. Sin embargo, a continuación se muestran algunas formas sencillas de ayudarlo a lograr que tengan un enfoque equilibrado de los alimentos y asegurarse de que tengan una dieta nutritiva para impulsar su rendimiento atlético.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE UNA DIETA EQUILIBRADA?

Una dieta saludable es aquella en la que se consume una ingesta adecuada de proteínas, carbohidratos y grasas junto con vitaminas y minerales esenciales para apoyar las demandas de rendimiento, crecimiento, desarrollo, metabolismo y función fisiológica del atleta joven [1]. Al tener una ingesta / patrones dietéticos saludables, bajos en grasas saturadas y azúcares agregados, reduce el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso algunos cánceres [2].

Por lo tanto, es esencial proporcionar a los atletas jóvenes un enfoque nutritivo y equilibrado de la ingesta de alimentos.

National Fitness Games | Sport | Loughborough University

10 MANERAS DE CREAR UNA DIETA EQUILIBRADA:

  1. OBTENGA SUS 5 DÍAS AL DÍA: Trate de tener al menos 1-2 porciones de frutas o verduras con cada comida. Los batidos de frutas o incluso comer frutas pueden ayudarlo a lograr sus 5 porciones al día y obtener todas las vitaminas y minerales esenciales que necesita.
  2. CREE SUS PROPIAS COMIDAS: Haga sus propias versiones de las comidas en lugar de comprar platos comprados en la tienda, por ejemplo, platos de pasta, chiles, etc. ¡Esto será más barato y podrá disfrutarlo con toda la familia con extras congelados para otro día!
  3. DÉJESE TODOS LOS ALIMENTOS: Tener esta mentalidad le ayudará a lograr una dieta equilibrada. Al no restringirse, le permite escuchar sus antojos, lo que significa que a veces comerá frutas y otras veces chocolate, pero esto es esencial para un enfoque equilibrado de la ingesta de alimentos.
  4. LA MODERACIÓN ES CLAVE: Permitirse todos los alimentos es clave, pero debe hacerlo con moderación para lograr una dieta equilibrada llena de alimentos nutritivos y sabrosos que respalden sus demandas de rendimiento. Permitirse chocolate, alimentos dulces y salados es el comienzo, pero se necesita moderación para ayudarlo a cumplir con otros requisitos, por ejemplo, la ingesta de proteínas, frutas y verduras.
  5. PRUEBE UNA NUEVA RECETA: Cada semana, intente seleccionar una receta o comida que no haya comido antes o en un tiempo y sea creativo, por ejemplo, ¡una noche de fajitas caseras! Esto hace que las comidas sean más agradables y fomenta la ingesta de alimentos nutritivos para el atleta.
  6. TOMA FRUTAS COMO MERIENDA: ¡Esto no solo satisfará tu hambre, sino que te proporcionará una de tus 5 al día y no provocará un aumento repentino de los niveles de azúcar en sangre!
  7. PRUEBA NUEVOS COMIDOS: Siempre me gustó una receta específica, cocina internacional o incluso una comida «falsa». Agregar variedad a su comida ayudará a mantener a los atletas jóvenes interesados ​​en la comida, agregando placer y cambiando las cosas.
  8. CAMBIE LOS ALIMENTOS CON AZÚCAR POR OPCIONES BAJAS EN AZÚCAR: El simple hecho de cambiar sus bebidas gaseosas por versiones bajas en azúcar y usar salsas bajas en azúcar ayudará a mantener los niveles de azúcar en la sangre y ayudará a controlar y reducir la ingesta de azúcar.
  9. AUMENTE SU CONTENIDO DE FIBRA: Esto se puede hacer fácilmente aumentando su ingesta de frutas y verduras, así como consumiendo barras de cereales con fibra, cereales integrales y productos fortificados con alto contenido de fibra. Sin embargo, asegúrese de beber mucho para evitar problemas digestivos debido al aumento de fibra.
  10. ASEGÚRESE DE QUE ESTÁ CONSUMIENDO SUFICIENTE PROTEÍNA: El atleta joven necesita una cantidad adecuada de proteínas para recuperarse y desarrollar los músculos para apoyar su rendimiento. La ingesta inadecuada de proteínas provocará pérdida de masa muscular y una mala recuperación.